Sunday, September 17, 2017

El arte de sacar punta


Today I also want to write in my own language, Spanish, as every
language it is hard to understand if you didn´t grow up
speaking it, it has very long words and sometimes they can mean 
more that one thing for having a special flavor depending on the context.

I hope you like it, you can use translator to get a close meaning of 
the words but I know it won´t be the same.

I am Mexican, I share this in case you haven´t yet know.

You Know, Mexicans are before anything humans, we also have a soul,
a life to go through and the doubts this implies and the fears as well 
and we are also special and unique as avery other human in this world,
we love life deeply and we help those in need if we can, 
we care and yes, we still have much to learn and we are doing it, we are 
many and we are diverse, some of us are happy and some of us are 
frustrated just like in any other country in this world, we are part of 
the world and the universe, that means we are part of evolution and of God.

God is love and love is all there is therefore nothing should 
be seen as foreign we are all growing up to the level 
of pure love one day at a time.

Thank you to those who respect the soul and see beyond the skin, and
what is true about being a human, let us hold each other in this journey
and share what is best of us and make of this life an amazing time
to discover and grow.



El arte de sacar punta. 

Como todo en la vida, las cosas se pueden hacer con gran dedicación
 y esmero o con la brutalidad de lo burdo y la ignorancia. Finalmente se 
pueden lograr ya sea de una u otra forma y es lo que importa hasta que
uno se define así mismo por lo que hace y el cómo.

Sacarle punta a un lápiz es un arte, la fragilidad de su contenido es imprevisible,
si alguna vez en la historia de el lápiz este cayó, seguramente estará quebrado 
por dentro, así como nosotros, caer es un acto inevitable en la vida y se pasará
por ahí muchas veces, caemos al vacío de lo aún no aprendido, al igual que
 a un lápiz cuando le vamos descarapelando la piel, podemos ver su contenido
y el cómo ha vivido y podemos tener una idea de cómo han sido sus 
circunstancias, seguimos completos o en su mayoría de veces podemos ver
alguno que otro hueso roto, así como la mina que finalmente aunque le saques 
punta, esta cae porque no se puede aferrar a nada ya.

El error es inevitable. Saber todo no es parte de nadie.  El saber es algo lento,
duro y difícil de digerir. no viene de a gratis, viene porque lo llamamos, viene
porque insistimos en seguir vivos y en hacer uso de nosotros para un fin que 
aún desconocemos.

Sacarle punta a el alma es tarea de todos los días y algo en lo que nos 
debemos de interesar porque nos concierne profundamente, si no lo hacemos
seremos como ese lápiz viejo que lleva años en la caja guardado pero que 
no se usó y esta corroído por fuera y no se le dio el uso al que estaba destinado.

La vida la hacemos nosotros, no permitamos que la vida solo pase, hagamos
un arte de ella y así ser parte de un universo que da y crece, que ama y que 
hace algo por el todo, seamos el amor que somos en su totalidad.

Ésta hazaña se lleva a cabo en lo cotidiano y es imperceptible a los sentidos.


Yo uso un cutter para sacar mis puntas, el arte de pelar el lápiz a mano sin que
éste se quiebre es algo que disfruto ir perfeccionando junto con mi 
historia de creaciones artísticas, no empezó siendo algo bien hecho, al contrario,
empezó siendo u burdo intento por sentirme una gran artista, una consumada
pero sin serlo.

Al parecer al inicio de nuestros oficios, los humanos nos encontramos en un
estado tan vulnerable que lo escondemos tras la máscara de que ya somos
grandes sin darnos cuenta de que sólo lo podemos esconder de nosotros mismos,
que los demás si pueden ver la verdad o que quizá ni siquiera les importe, mas
cuando los años pasan y volteamos a ver la visión de lo vivido y de lo aprendido,
nos damos cuenta de que ante el infinito, sólo podemos ver una mirruña de
lo grande que es vivir.

Nunca sabré todo y lo que sé es sólo una mirruña. 

Al menos me queda el gusto de ir mejorando con la practica el arte de
sacarle punta a mis lápices, fieles compañeros de mi lucha silenciosa
por saborear el jugo de las lineas y el sombreado, una delicia personal
al mismo tiempo dolorosa, sus puntas me invitan a imaginarme que al 
menos llegaré a ser experta en algo, el olor de su piel rota y la forma en 
su impresión, textura y color llevados por mi mano, quedan tirados en el
viaje del papel y es lo único que importa y por lo único que se debe querer 
continuar, poder ver las maravillas que los nuevos días traen, y los sueños
que las noches nos hacen habitar, saborear los olores y reconocer los sabores
para así poder imprimir en el alma lo vivido.

Serie de cuentos breves del arte y la forma del ser por Mónica Zúñiga.




The use of the non dominant hand, an exercise to learn and find new
exciting paths to go to...



Now I use the dust of my water soluble sharpened pencils as a drawing medium.






Soy un niño en el cuerpo de un adulto
y sin remedio, vivo en los colores 
y en el sin tiempo del aquí y el ahora
mi obra es vivir y tratar de encontrar eso que soy
y eso que es parte del todo y el cómo lo es,
una tarea extraña y auto impuesta
que el corazón me exige y que no le puedo negar.